30 jul. 2010

ETERNO


El concepto que hoy tenemos de Eternidad y el Eterno es una evolución de lo que, en principio, antes de los egipcios, era un sentimiento de separación, ruptura. Pasados los siglos, a medida que las necesidades vitales permiten tal despreocupación por los sufrimientos primigenios de la oscuridad, el frío, los ruidos nocturnos, etc. la dependencia del Sol decrece, observando las sucesivas generaciones puntos de vista diferentes, cambiando concepciones. Es decir, lo que cambia en el hombre son los conceptos, la manera de ver la realidad y no las palabras.

Todas las investigaciones que se han realizado hasta la fecha se han basado en todo lo contrario, por eso, hemos permanecido perdidos. Hemos creído que nuestros conceptos eran inamovibles, buscando la evolución de las palabras y el lenguaje, ¡ qué lejos de la verdad !.

El Lenguaje Humano, particularmente el originario de la primera Civilización en Iberia, es perfecto, producto del inconsciente y la Naturaleza perfecta interviniendo en él. Hasta el punto de que pensamos como hablamos y hablamos como pensamos. La red neuronal, los pensamientos y los sentimientos se han desarrollado conjuntamente con el Lenguaje.

La desorientación y los lenguajes escritos creados fuera de nuestras fronteras, favorecieron la confusión, dando hoy como cierto lo que ya partió con un concepto evolucionado, y por lo tanto, distorsionado. Por eso todas las palabras nacidas o creadas para dar contenido a los pensamientos y descubrimientos científicos de la época, lo son bajo conceptos ya desvirtuados, aunque perfectamente lícitos e incorporados a la Lengua actual por su trascendencia, pero no traducibles por el código primigenio.

No hay comentarios:

Free counter and web stats