29 may. 2011

TRASCENDENCIA DE LA MIEL. EL SONIDO KIN.

Ya expuse cómo el sonido KI fue la expresión que representaría el concepto que hoy tenemos de “felicidad”, momento intenso aunque fugaz, que dependiendo de las circunstancias todos los seres experimentan con relativa frecuencia. Son momentos felices el de las comidas, amaneceres, calentarse, reirse y los sexuales.

El más apreciado alimento del hombre siempre ha sido la miel. Fuente de energía, calorías y con un sabor dulce como ningún otro, este manjar, de difícil acceso, no siempre estaría al alcance de cualquiera. La mayor parte de las veces presentaría un color dorado como el Sol, y como tal, sería digno alimento de los más atrevidos y poderosos.

La leche fue otro de los alimentos básicos de siempre. Desde recién nacidos todos nos alimentamos con ella, producto de las mamas de las hembras que crían a sus retoños. Conocidas las técnicas de ordeño, y recogida en recipientes que luego se colocarían al fuego para ser purificada, se descubriría la nata como otro manjar supremo, fruto de tal exposición al sagrado calor. Observándose, además, que en sucesivas cocciones de la misma leche, se reproduciría el fenómeno de la aparición de esta capa concentrada, NA-TA que significaría Salir Más.


De muy antiguo se conocen los productos derivados de la leche, por transformación de ésta y su aprovechamiento en la alimentación. Nata, Mantequilla y Queso requerirían de unas técnicas de proceso propias de los que cuidan ovejas y permanecen en prados verdes. Sin embargo, la miel sería controlada por gente de vida nómada, en busca del mejor clima posible en cada momento y dominadora de bestias, carruajes y vida salvaje. Entre sedentarios y nómadas surgiría la necesidad de intercambiar productos, pieles por lana, miel por queso, productos silvestres por otros cultivados o manufacturados, etc. Siempre soliendo ir los ambulantes hacia los de vida más quieta o dependientes del ganado.

La miel sería llamada KIN (la mejor comida, máxima felicidad), producto de la A-BE-JA (Existe Puro Alimento-Calor). Abejas cuyo enjambre está regido por una superior o reina, madre de todas (KIN-quin-queen). El queso sería llamado KIN-NA-TE, producto de la O-BE-JA (Él Puro Alimento-Calor), que al comerse conjuntamente con la miel, sería considerado alimento supremo.

El acto de intercambiar estos productos o mezclar dichos sabores sería llamado KINKINATE, dando origen a un tipo de comerciante muy necesario, el Kinkinato, intermediario de dos formas de vida, nómada y sedentaria.

El íntegro y desinteresado general patricio dedicado a sus labores agrícolas, ya llevaba éste (kinkinatus) entre sus nombres, heredados de una larga historia del todo desconocida, que el análisis de esta Teoría pone de manifiesto. La ciudad Cincinati fue llamada así en reconocimiento a los que desinteresadamente lucharon en la guerra de independincia de EE.UU. (Sociedad de los Kinkinatus).

Antiquísimos nombres de poblados españoles, hacen mención a lo que en un tiempo remoto fueron: dispensadores de miel y comercio en general. QUINTANA, QUINTANAR, QUINTANILLA, se repiten por el norte de la geografía ibérica, como vestigio de la importancia del trabajo de las abejas en estos lugares. Incluso el dedo pulgar, en principio llamado QUINTO, por cuanto ser el más grueso para introducir en la miel y luego chupar. KI-KIN evolucionaría en algunos casos al sonido GUI-GUIN y su concepto “Felicidad” hacia “Comida”. Por ejemplo, A-KI (aquí, Existe Felicidad) por A-GUI (Existe Comida), surgiendo nombres para lugares de mercado como AGUILAR o AGUILERA.

No hay comentarios:

Free counter and web stats