24 sept. 2010

RELATIVIDAD EN EL ESTUDIO DEL LENGUAJE

A pesar de la importancia de la Fonética y la Fonología en el estudio del Lenguaje, el presente trabajo no se centra en esta materia tan específica de manera teórica, sino general, para no restar importancia al contenido o mensaje que se expone.

La escritura no es otra cosa que la simbolización del habla, la grafía de los sonidos que la componen, de tal manera que a cada sonido le corresponda un signo, que a su vez tengan correspondencia con un significado (relativamente determinado).

La necesidad del hombre de comunicar algo genera un sonido. Acompañado de gestos y muecas al tiempo que emite el sonido, hace identificar el sonido con la realidad que quiere transmitir. Si esa realidad está siendo vivida por el colectivo (receptor) en ese momento, el sonido quedaría acuñado para la identificación de tal realidad o concepto. Ese sonido identificado para esa acción determinada, sería ya una palabra, independientemente de que tal palabra sea un sólo fonema o varios en forma de monosílabo o polisílabo.

Hemos estado sumidos en un profundo error que no ha permitido descubrir el origen verdadero de la Lengua. Y este es el de creer, categóricamente, que la Lengua ha evolucionado en la manera que nos han contado desde hace muchos siglos. En teoría, toda nuestra etimología española está basada en la evolución de múltiples palabras venidas de lenguajes de diversa índole y procedencia, dando por sentado este "corto" recorrido desde la invención de la escritura hasta nuestros días, sin considerar la Lengua verdadera, el Habla (inamovible, como código que es, desde tiempo inmemorial).

Si el Lenguaje está compuesto de sonidos-signos, producto de un código psíquico fónico colectivo, asentado por los siglos, éstos no varían, y si lo hacen, es mínimamente. Sin embargo, son los conceptos de la realidad tremendamente cambiante los que mutan en función de ella. Es nuestra conciencia y conocimiento de las cosas lo que es relativo y no absoluto.

Por lo tanto, no podemos hablar, en el estudio del Lenguaje Prehistórico, del "significante y significado" del signo lingüístico, de una manera conjunta, puesto que el primero es absoluto y el segundo relativo. Un mismo significante puede o no evolucionar su significado. Ha sido averiguar el primer significado de los sonidos-signo (palabras ancestrales) el objetivo de este estudio.

La manera de hacerse entender un hombre que va tomando conciencia de lo que le rodea, sería la concisión, la brevedad y la claridad, sin margen de confusión con otros sonidos. Los sonidos vocales, serían las primeras palabras que los hombres emitirían. Palabras que expresarían, particularmente, su emoción ante los acontecimientos primeros de su conciencia.

No hay comentarios:

Free counter and web stats