13 dic. 2010

"BER" PARA CREER

Verdad es todo lo que puede saberse sin necesidad de buscar o de moverse. Aquello que está a nuestro alcance visual y del de los demás, es susceptible de poder ser observado, analizado y, por tanto, formar parte de un criterio general. Algo que se ve, que todos lo ven, entra a formar parte de la realidad de todos.

Creer es dar por verdadero o existente algo que nos cuentan, pero que no hemos visto. "Si no lo veo, no lo creo" es una expresión que deja patente la importancia del sentido de la vista en la asimilación de la realidad. Para dar crédito a lo que no se encuentra al alcance de la vista, es necesario desplazarse, ir a buscar aquello que otros nos dicen que han visto, algo nuevo, novedoso, espectacular. Lo que no se ve, se presiente, puede entrar a formar parte de lo misterioso, ofreciendo desconfianza.

Durante mucho tiempo los primeros hombres tuvieron la visión limitada por las montañas al sur y por el mar al norte. Adentrarse en ellas era dirigirse hacia la oscuridad, lo desconocido; su sentido de la supervivencia no les permitiría correr riesgos. Sin embargo, el otro lado de estas grandes formaciones rocosas, no descubierto aún, sería dónde más calentaría el Sol, según sus observaciones, motivo por el cual comenzarían las expediciones hacia el sur.

Como hemos visto, BE fue el sonido utilizado para expresar Puro, Pureza, el lugar ideal para vivir por cuanto de llanura de suelos y limpieza de cielos se tenía como condición necesaria para la supervivencia. Tal paisaje favorecería la entrada del sol tan necesaria y el beneficio de poder ver y vigilar lo que se considera propio. Tenerlo todo bajo el control de la vista, como garantía de vida.

Por lo tanto, podemos comprobar la relación que existe entre el sentido de la vista y el concepto de Verdad, del todo asociadas al concepto de Llanura, Lisura, Tersura, Brillante, Espejo, Desierto, por la facilidad de VER y constatar a plena luz del día la existencia difícilmente ocultable de la realidad. La superficie del agua también tendría esta misma acepción.

Todas las palabras con BER hacen referencia a esta LLANURA tan deseada por los primeros hombres, que con el tiempo también designó a la capacidad de deslizamiento, y por supuesto a la acción del sentido de la vista, siendo esta última acepción la que ha llegado hasta nosotros con mayor claridad: VER.

No hay comentarios:

Free counter and web stats